Todos tenemos prisa (1er. Rant del año)

Ayer fui al super con mi hijo y durante el transitar por pasillos y seleccionar los productos que llevaríamos se quedó dormido en el banquito que tienen los carritos de super.

Cuando me forme en la caja donde pagaría, note que delante de mi había tres personas más.

– ¿Oiga, va a pasar?

– Si – conteste sin antes voltear a todos lados para asegurarme que era a mí a quien le preguntaban.

– Pues pásele. Dijo un señor gruñón ya entrado en años.

– Permítame, deje que avancen.

– ¡No!, ya vaya sacando sus cosas.

Mi cara de asombro fue épica y solo atine a invitarlo a pasar si tenía prisa, a lo que el señor gruñón acepto murmurando entre pena y enojo “yo si tengo prisa”.

Hace unos 4 años me hubiera puesto pendejo con el señor y se hubiera armado el show en plena fila. Después del momento, mientras guardaba las compras, me di cuenta de que he aprendido a ser más paciente y prudente, sobre todo cuando mi hijo está presente.

Me sorprende que la paciencia se hiciera de mi lado y no a la de un respetable anciano que no ha hecho más que aprender a ser paciente en la vida.

🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.