¿Empleado o proveedor?

Durante nuestra vida laboral, la mayoría nos desempeñamos, independientemente del puesto/cargo/nombramiento, como “empleados” del sector público o privado.

Sin importar el nivel y/o el sector de la industria, como bien se ha acuñado el termino y subcultura, somo “Godínez” aunque a unos no les guste el termino y pretendan que no les queda el saco, pero no es más que la realidad.

Según datos del INEGI, en 2017, el 96.87% de la población a nivel nacional es económicamente activa y el 86.59% somos “Godínez” (aka asalariados), es decir, el resto son empleadores, patrones, pues.

Todo esto viene a cuento porque en lo que va de este 2018 he escuchado a varios compañeros quejarse las condiciones laborales (salario y prestaciones) y están cansados de ser “empleados”, esto me recuerda un dato que lei en el financiero, donde se dice que el 78% de los “empleados” en mexico estan insatisfechos con sus empleos,  y entrecomillo la palabra empleados, por referirme a mis compañeros de alguna manera, porque en sus contratos figuran como “prestadores de servicios profesionales” (a pesar del titulo rimbombante, existen elementos que, ante la ley, son reconocidos como empleados, pero ese es otro tema).

Pues bien, yo me pregunto, ¿En que radica el descontento?, ¿Es solo percepción?, ¿Cómo le podrían dar la vuelta?, en este sentido, tengo una idea genial, que les comente pero nadie se animo :(.

Godín
Godínez Alfa-tecnológico, estirandose antes de “codear” by pexels.com

Bueno, es muy sencillo, solo hay que darle un ligero cambio al chip y cambiar la idea o concepto que desde las aulas y la sociedad nos han adoctrinado. Dejemos de vernos o considerarnos como “empleados” para comenzar a vernos como “proveedores”. Lo primero no está peleado con lo segundo.

Somos proveedores de servicios profesionales “especializados” para una empresa o institución que nos contrata, independientemente del esquema de contratación, y como tal, ofrecemos servicios de calidad con los cuales nuestro empleador esta conforme y en el momento que descuidamos esa calidad, la satisfacción del empleador disminuye y se replantea en seguir conservándonos o no como su proveedor.

Al ser profesionales y/o especialistas en “algo” automáticamente nos convertimos en un proveedor mas en el mercado y tenemos la posibilidad de ir más allá de las cuatro paredes de una oficina de una “aldea godín”, segun los habilidades, actitud y aptitud que tengamos. El horizonte laboral es tan amplio como uno quiera.

Y tu, ¿eres empleado o proveedor?

Ciao!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.