Fobias, filias y otras perversiones

Ayer, después de ver los últimos “hechos aislados” en materia de seguridad que acontecieron en Irapuato, me dije a mi mismo: “que pinche miedo”.

Sumado a eso, escribí en twitter mi opinión sobre un tema en particular en mi trabajo y las replicas no se hicieron esperar por el grupo de “las divinas”, yo se que van a manera de “chunga” pero, ¿y si no fuera así?, ¿si en realidad la intensión fuera de “censura”?, ¿si los comentarios fueran en ese sentido y provenientes de otras personas?

Lo anterior me hizo reflexionar sobre algunos de los miedos, aficiones y perturbaciones que tengo.

black-and-white-person-feeling-smiling.jpg

Fobias

  • Le tengo un miedo cabrón a ser víctima de nuevo de la delincuencia. Tras un asalto a mano armada y un robo en casa, definitivamente estoy ciscado y es algo que no le deseo a nadie y que estoy seguro, no quiero volver a sufrir. Desafortunadamente, esto se esta normalizando en nuestra sociedad y hay que aprender a vivir con esto.
  • Perder mi libertad, en todos los sentidos. Y es que no tengo que exagerar, pero la realidad es que en estos tiempos de “hiper-sensibilidad” en la sociedad, cualquier cosa ya es motivo de que te quieran censurar, decir que hacer y que no hacer. Dejar de ser libre pues, de alguna manera.

Filias

  • Mi gusto por el café y el placer que me provoca sensorialmente hablando, me hace considerarlo ya como una afición exacerbada.
  • El “dolorcito” después de hacer ejercicio, claro, solo cuando estoy en “esa” etapa de mi vida.

Otras perversiones

  • El orden, pero solo en ciertas áreas de mi vida, sobre todo en esas donde tengo control. Por ejemplo: en mi oficina, en mi trabajo per se. No así en algunos lugares de la casa (nótese, en donde no tengo control).
  • Me gusta, casi a manera deportiva, molestar a los demás con la forma tan “fea que tengo de ser” y mas si me dan la mínima replica.
  • Disfruto exagerar el TOC con tonterías como los cables, ciertas formas y patrones de tal forma que sea irritante para los demás.
  • Demostrar, más bien exhibir los errores ajenos, es todo un deleite, tanto que ya es perverso en sí, pero mas bies es porque lo tomo como aprendizaje para mí.

black-and-white-person-feeling-smiling.jpg

¿Cuáles son las tuyas?, ¿Cómo lideas con ellas?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.