La casa Tudor

Era una vieja construcción de estilo europeo que se caracterizaba de todas las demás casas a su alrededor por su enorme techo a dos aguas y paredes con vista exterior totalmente hechas de piedra y por un jardín apacible, de esos que invitan a descansar bajo uno de sus árboles.

La dueña, una mujer entrada en sus cuarenta años de modos amables con sus clientes y sabedora de su negocio: los buenos vinos y el buen queso.

Comida gourmet de corte francés que enamoraba a cualquiera.

Recuerdo buenos momentos en ese lugar. Las cenas románticas con el mas fino raclette y las noches de jazz con mis hermanos, siempre acompañados de deliciosas y abundantes viandas.

Un buen día cerró sus puertas.

Imagen: pixabay.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: