Sol, arena, mar y nalgas

Voy a caer el desgastado cliché sobre las vacaciones: “No sé si merecidas pero si necesarias” y es que hace unos días tome vacaciones para emprender un viaje exprés a las paradisíacas playas de Puerto Vallarta.

Sol

La constante de todas las playas es poder ir a tomar el sol y postrarse como lagartijas sobre lo que se tenga al alcance y perder a placer el “güero nórdico” con quemaduras de segundo grado 😊 y a pesar de que si estuve expuesto a los inclementes rayos del sol, mi genética saco la casta y ni cosquillas me hizo el solecito playero.

Arena

Lo malo de la playa, a mi punto de vista es la arena. Se te mete hasta el orificio mas cerrado de tu “puerquecito” y quitarla es una lata.

Mar

Lo mejor. Estar parado en la playa y teniendo enfrente la grandeza del mar, te hace sentir chiquito y temeroso, por lo que el respeto a esa “entidad” es inherente.

Nalgas

Son lo que se necesita para resistir 8 horas al volante, pues el trayecto es largo. Desde Salamanca a Pto. Vallarta, mas otras 8 horas de regreso. Creo que el estado de Jalisco debería de construir una autopista mas directa a tan agradable lugar.

Ya lo dijera Germán Valdés “Tin-Tan”: en el mar la vida es mas sabrosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.