El sibarita: dos años después

Habían pasado dos años y algunos meses más. Luis, desde su barra, no volvió a ver a ese hombre ni a aquella jovencita. ¿Qué les habrá pasado?, ¿Encontraron una mejor cafetería?, seguramente fue el frape insípido o el rancio café del espresso. ¡Si, eso debió ser!, se decía a si mismo el amargado Luis.

La verdad era que ni los clientes habituales, ni el mismo Luis sabían que fin tuvo esa pareja.

El reloj de la blanca pared, encima de la mesa del rincón, estaba por marcar las 12:00 de la noche y ya solo quedaba un anciano necio que discutía el significado de la palabra “Sibarita” con el hostil Luis que, con la mano sobre la espalda de aquel viejo, lo iba empujando hasta la puerta, para que ya pudiera cerrar el lugar.

Eran las siete de la mañana y la luz del sol entraba apenas por las percudidas y rotas cortinas de una ventana mohosa de aquella pocilga; sobre un mullido sillón se encontraba recostado aquel hombre, que dos años atrás dejaría de ver definitivamente a su hija. Las ilusiones de volverla a ver se habían desvanecido con el tiempo y las tristezas fueron desplazando poco a poco a las alegrías que le producían los recuerdos que pasajeramente su mente rescataba.

El radio en lo que parecía una mesa de noche, sintonizaba las noticas, todo indicaba que haría buen clima y el conductor felicitaba a los escuchas según los nombres del santoral del día.

—¡Tremenda ridiculez! —dijo casi de forma inentendible aquel cansado hombre, mientras daba un trago a una botella de vodka barato.

Marco una vez más aquel número y volvió a colgar al escuchar aquella voz contestar la cobarde llamada.

De pronto sonó el teléfono y sin dar crédito, contesto temeroso.

—¿Di… diga?

—Papá, se que eres tú, ¿Por qué sigues llamando y te quedas callado?

El silencio se hizo presente y las lagrimas se desbordaron del amargado rostro de aquel hombre.

—¡Esta equivocado el numero!, no soy su padre —grito y colgó desesperado.

Habían pasado dos años y él, aun no podía perdonar la decisión que ella había tomado de no volver a verse hasta que cumpliera la mayoría de edad. Si bien, ya era mayor de edad, él ya no quería volver a verla, el dolor y sufrimiento fueron mas fuertes y su enojo cada día era más fuerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑

REFLEXIONES del AHORA

Canal de Cultura y Conocimiento

ACTUALIDAD DIGITAL

Noticias, Redes Sociales, Viajes, Empleo, Musica, Moda, Tecnologia, Telefonia, Deportes, Salud, Motor, Cultura, Cine, Empresas, Marketing, Negocios, Compras, Ventas...

🌎 Alquimia. Bellos poemas. Mercedes Merluna.

Poemas del alma. Poemas de amor. Poemas de desamor. Sonetos. Sensuales. Supra-sexo. El cáncer en poemas. Poeta andaluza.

Juan Huertas

Un rincón donde dejo un poquito de mí a cambio de la tranquilidad que me da escribir.

Noe Ovando

Sentimientos profundos.

Historias, vida y café.

¿Te gusta leer? Entonces léeme.

Frasecillas

Pequeñas dosis a base de concentrado de palabra. Frases, poesía, microcuentos y otros escritos.

ROJR

Dare to Discover - Viajes, estilo de vida, medicina, libros y más

Entramado de sentimientos

Relatos, cuentos, historias y libros escritos por Anne Kayve

Poetas en la noche

POESÍA, CUENTOS Y RELATOS

El Viaje

Nadie dice que será fácil, pero sé que valdrá la pena. Mientras tanto, disfruta El Viaje

LUCES Y SOMBRAS

SoLo EnTiEnDe Mi LoCuRa QuIeN cOmPaRtE mI pAsIóN

Dirty Sci-Fi Buddha

Musings and books from a grunty overthinker

Relatos Fantasma

Una palabra tras otra palabra tras otra es poder M. Atwood

byluis7

« me arrodillo por las noches ante tigres que no me dejarán ser - lo que fuiste no será otra vez - los tigres me han encontrado pero no me importa. »

Gnosis y espiritualidad

Sitio web sobre Gnosis, espiritualidad y sabiduria.

anesribe

La escritura se volvió terapia o viceversa. sin peros ella me cura

Los escritos de Héctor Browne

Blog (algo literario y algo viejo) de un Licenciado en Letras, diplomado en edición, y Profesor de Lenguaje.

A %d blogueros les gusta esto: