La casa Tudor

Era una vieja construcción de estilo europeo que se caracterizaba de todas las demás casas a su alrededor por su enorme techo a dos aguas y paredes con vista exterior totalmente hechas de piedra y por un jardín apacible, de esos que invitan a descansar bajo uno de sus árboles.

Tu voto: