El postre (el extranjero)

El viaje en taxi fue la antesala a lo que les esperaba en la casa de ella. «Te recuerdo que aún falta el postre», mientras ella abría un poco mas la entrepierna para dar paso a la mano traviesa de él. Llegaron a su destino, pagaron la tarifa al taxista que había sido espectador de... Leer más →

El extranjero

El día había transcurrido de manera habitual y el reloj estaba por marcar las cuatro de la tarde. Sin pendientes y con las tareas diarias resueltas, aquel hombre se agacho para cerrar su oficina. Saco el celular de su bolsillo y envió un par de mensajes. —¡Hola!, nos vemos en el autobús. Muero de hambre.... Leer más →

Como mi conciencia

Esa mañana, él se disponía a tomar su café. «Negro y bien cargado, como mi conciencia», pensó. Quienes lo conocían, sabían que no se caracterizaba precisamente por ser jovial y elocuente. Al contrario, se sabía su fama de amargado. Quienes realmente lo conocían, sabían que lo anterior solo era una barrera pasajera que, quienes la... Leer más →

La aldea

Rozagantes paredes de concreto, altas y firmes, grises y tristes; Perfiles de aluminio y cristal blancuzco y transparente; Trozos de maderas finas y pisos epóxicos pulidos cual mármol, sin dejar de mencionar los amplios prados verdes. Así, mas o menos así es mi aldea... Como toda aldea, existen niveles jerárquicos que marcan el rumbo que... Leer más →

Jenny

«Nadie sabia cual era la cruz que cargaba, pero era evidente que, a pesar de hacer su chamba, el carácter y su forma de relacionarse no le ayudaban mucho, al contrario, pero así es “Jenny”»

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑