Supernova

Brillante, siempre brillante, Desde cualquier parte de la tierra Se te puede ver radiante, Distante. De brillo encantador, Con el corazón suplicante, Un final por ser contado, Un amante enamorado. Con la mirada al cielo, Ilusionado y abrumado, Tu brillo me enceguece, Tu brillo me enloquece. Estrella supernova, Para brillar tienes que morir, Para nacer... Leer más →

Viaje

Había llegado a este mundo sin mas nada. El viaje duro aproximadamente 48 semanas hasta su destino. Sin partencias materiales y con alguno que otro mallugón abrió sus ojos y solo atino a llorar. Photo by Pixabay on Pexels.com No entendía porque había tantas personas alrededor de aquella mujer que no hace mucho había sido... Leer más →

Terapia

Sentado sobre un cómodo sillón de piel, se encontraba aquel hombre, con su mirada hacia el horizonte que le presentaba una alejada ventana. Sostenía impávido una libretilla y una pluma, de esas que parecen ser muy costosas y elegantes, tal vez era una Mont Blanc. Y ahí estaba yo, tumbado en un futon viejo, pero... Leer más →

Trágico final

No estaba muy claro como habían pasado las cosas. Resolver el misterio era lo único que todos tenían en común en esa sala. Habían pasado ya un par de horas y la policía y el servicio forense no llegaban aun, los hechos ocurrieron a pie de carretera y cualquier contacto con la civilización estaba muy... Leer más →

Todos coincidían

Todos coincidían en algo y era en que su apariencia no era normal, como si fuera de otro mundo decían. Y no estaban tan equivocados. No era común ver a alguien que reuniera todas esas características físicas e intelectuales. Era raro que se equivocara, siempre acertaba, resolvía y si, con un pie adelante que el... Leer más →

Vivía bien, sin sobresaltos y el único problema que tenia era saber que cenaría cada noche. Poco a poco se dio cuenta que iban cayendo sus detractores y por consiguiente, era mas feliz. –¡No hay mejor venganza que vivir bien! ­–dijo mientras se iba a dormir.

Contigo

Risas, bromas y juegos Hoy a la pelota, Mañana a la cuerda floja, Después, ¿Qué se te antoja?...

Despertó temprano como de costumbre. Siguió la rutina de todos los días. Música para el alma, café para el cuerpo y desayuno para lo demás. Dos besos, que próximamente serian tres.

La fila era enorme, seguramente había mas de quinientos autos esperando su turno y otros cientos de personas a pie, esperando unos pocos litros de tan preciado liquido. –¡Lo sentimos!, el producto se ha agotado. Otro día más sin agua.

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑