Un cosquilleo en todo su cuerpo lo despertó. Al abrir los ojos jamás imagino que seria el platillo principal de aquellos gusanos que ya carcomían su cuerpo.

Despertó aun aturdida por aquel golpe que se dio en la cabeza, cuando por ir distraída con el celular, no vio venir aquel objeto que se refugió por un momento en su cabeza. «¡wow!, ¿cómo es posible?» —se preguntó, al darse cuenta de que podía mover OGTs con la mente.

No sabia a ciencia cierta por qué estaba haciendo las cosas; un impulso casi sobre humano lo animaban a seguir. Años mas tarde, comprendió que todo se trataba de ser un buen padre.

Cuando despertó, ella se encontraba tranquila y sin mas dolor. «¡lo he logrado, he vencido!» —placida veía al enfermero como la cubría con una sabana de pies a cabeza. Así fue como finalmente descanso de aquella terrible enfermedad que la martirizo por años.

«¿Pero qué carajos!» —exclamó con terror; no daba crédito al ver su cuerpo inerte sobre un charco de sangre.  

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑