¿Qué, un cafecito?

—¿Qué, un cafecito? Palabra de honor que todo lo que se hace con la pregunta previa: “¿Qué, un cafecito?” esta destinado a ser un éxito y es que esta era la pregunta, no, mas bien la frase preferida de Don Rosalio. Don Rosalio, “Chalio” pa’ los cuates era un señor entrado en años y muy... Leer más →

Etiquetas

—¿Qué somos? —pregunto él, mientras daba pequeños sorbos a su café. —¿En serio me estas preguntado eso? —dijo pícaramente esa señorita. La verdad es que el momento era un poco incomodo para ambos. Él, a leguas se veía comprometido, pero no con ella. Y Ella, ella era otro pedo. De piel morena y cabellera negra,... Leer más →

Como siempre

No había pasado mucho desde la ultima vez que se habían visto. Ella vestía de manera discreta con toda la intensión de no llamar la atención y él, pues él como siempre. Las cosas habían cambiado, El Sibarita había cerrado sus puertas. No había mas historias que contarle a esas mesas y muros ruidos por... Leer más →

Trágico final

No estaba muy claro como habían pasado las cosas. Resolver el misterio era lo único que todos tenían en común en esa sala. Habían pasado ya un par de horas y la policía y el servicio forense no llegaban aun, los hechos ocurrieron a pie de carretera y cualquier contacto con la civilización estaba muy... Leer más →

El postre (el extranjero)

El viaje en taxi fue la antesala a lo que les esperaba en la casa de ella. «Te recuerdo que aún falta el postre», mientras ella abría un poco mas la entrepierna para dar paso a la mano traviesa de él. Llegaron a su destino, pagaron la tarifa al taxista que había sido espectador de... Leer más →

El extranjero

El día había transcurrido de manera habitual y el reloj estaba por marcar las cuatro de la tarde. Sin pendientes y con las tareas diarias resueltas, aquel hombre se agacho para cerrar su oficina. Saco el celular de su bolsillo y envió un par de mensajes. —¡Hola!, nos vemos en el autobús. Muero de hambre.... Leer más →

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑